Nubles y Claros

La impotencia, y a veces también la injusticia, desconciertan en esta confusión en la que vivimos y, a causa de ello, los ánimos a ratos flaquean. Si las miras se elevan hacia otras latitudes, la belleza hiere con su perfecta armonía. Y esa perfección siempre recuerda que los destinos que aguardan son hermosos y que cada pieza del puzzle está provisto de sentido. Al fin y al cabo, en los avatares diarios, hay lluvias, hay nubes y hay claros, como siempre ha sido y será.

Lo esencial de este confinamiento, creo yo, es arrimar el hombro y extraer de las honduras lo mejor de nosotros mismos. Y luego, quizá, hacer una hoguera en la que las miserias sean, una a una, engullidas por las llamas para dejar, en su lugar, un alma más bella y reposada.

No es casual que el pasado domingo obtuviera yo esta imagen de esos cielos que siempre admiro y fotografío, a fin de recordarme que todo pasa y que es bueno que lo que está pasando pase.

Nuria Marugán

One thought on “Nubles y Claros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: